24 marzo 2013



- Sí -dijo McCord-, no tienes que preocuparte más que una vieja que cruza la calle acompañada por un vigilante o por un boy scout. Porque cuando la atropelle, el automóvil no va a reventar a la vieja, sino al vigilante o al boy scout. Cuídate.

William Faulkner

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis