18 agosto 2012


Hubo otras evidencias de que la religión estaba siendo bastardeada. El evangelista Billy Graham fue a Londres con la esperanza de poder detener el pecado en Inglaterra. En el proceso, casi fue devorado por el pecado en una calle del Soho.


Oído en el documental de George Harrison (Martin Scorsese) 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis